Swift

Novela de Clan: Setita - Kathleen Ryan

Título original: Setite
Autor: Kathleen Ryan
Saga: Vampiro La Mascarada. Novela de Clan IV
Año: 1999
Páginas: 288

Advertencia: como cualquier review de una saga, esta puede contener spoilers de los libros anteriores.



Sinopsis
Hesha Ruhadze tiene todo cuanto un Seguidor de Set podría desear: dinero y mansiones, influencia e información, leales servidores y un socio (menor) de confianza. Hesha tiene una fe perfecta, las bendiciones de su dios, una visión clara y un férreo autocontrol.
Pero a todo el mundo se le acaba la suerte alguna vez.
En una tienda de antigüedades de Manhattan, Hesha encuentra una pista hacia un premio que le ha eludido durante muchas vidas: el Ojo de Hazimel. Al amanecer, todo aquello por lo que ha luchado durante siglos de existencia vampírica se le está escapando de entre los dedos. El Setita no se da cuenta de que su casual descubrimiento en Nueva York es otro hilo de la misma telaraña que lleva el Ojo a las manos de uno de sus propios agentes, solo para que se pierda de nuevo. ¿Pero hay algo que de verdad sea casual en el tenebroso mundo de los Vástagos?

Seguidores de Set
Símbolo Setita
Con la aparición de los Setitas se presenta el primer Clan independiente, aunque hagan tratos con cualquiera (en donde el otro siempre sale perdiendo). Los Seguidores de Set aseguran provenir de (¡adivinen!) Set, el famoso dios egipcio. Al parecer, los Setitas se dedican a buscar la forma de revivir a su fundador, y por este motivo se los suele ver reuniendo por todos los lugares del mundo objetos de gran poder mágico. Como todos los clanes de Vampiro la Mascarada, tienen su debilidad: son más sensibles a la luz solar, y las luces fuertes también pueden hacerles daño.
Estas cosas, sobre todo la debilidad de los Setitas, no figuran en el libro. Es el primero de la saga que da por sentado el conocimiento del lector, y eso para mí juega en contra. Pero no dejen que este comentario los haga desistir de leer esta que para mí es, hasta ahora, la mejor novela de la saga.

Elizabeth Dimitros
El primer personaje con el que nos encontramos es Liz. Ella es una joven empleada de Rutherford House, una importante casa de antigüedades. Gracias a sus estudios, se dedica a restaurar y catalogar objetos antiguos. Su aspecto no llama la atención, aunque su personalidad y su nivel de percepción podrían ser interesantes para alguien.
Una noche, justo antes de cerrar, Liz se encuentra restaurando un viejo escritorio sin valor. La sorprende un cliente que aparece sin hacer el menor ruido. No es otro que Hesha Ruhadze.
El hombre se apartó de las escaleras, entrando en el taller. Era alto y erguido, y llevaba un traje gris antracita que hubiese hecho parecer informal a un esmoquin. Era calvo o se había afeitado la cabeza, pero los huesos de su cráneo estaban bellamente formados. No era guapo, ni tenía necesidad de ello: estaba perfectamente esculpido, y su piel oscura brillaba como ébano a la luz de una vela.
Hesha Ruhadze
Este vampiro me cautivó desde el primer momento. No es un idiota nublado por la sed de sangre, ni es un viejo vampiro obsesionado con ganar poder para sí. Es un vampiro con un autocontrol admirable y una verdadera misión en su no-vida.
Hesha es un tipo frío pero amable, metódico, relativamente honesto para ser un vampiro. Los mortales que trabajan para él saben en mayor o menor medida que no es humano, y son muy leales sin necesidad de ser esclavizados mediante la sangre.
Como todo Setita, nuestro protagonista trabaja para que su dios vuelva a alzarse. Pero Hesha tiene una misión más específica, encontrar el Ojo de Hazimel. Cuando Ruhadze está charlando con Liz paralelamente se están dando los acontecimientos del primer libro, más específicamente el ataque del Sabbat a la reunión de la Camarilla de Atlanta. Y, por supuesto, no nos olvidemos de la aparición del Ojo de Hazimel.
Hesha siente el despertar del ojo y se despide de Liz, aunque ya está un poco interesado en ella. Cuando la información le llega, sabe que casi con seguridad su asociado, Vegel, pasó a mejor vida, al igual que varios mortales que lo acompañaban. Debe encontrar un sustituto. ¿Pero dónde encontrar alguien con conocimiento sobre artefactos antiguos y cosas así?
Ya lo adivinaron.

Bad romance
Hesha comienza a cortejar a Liz. La invita a cenar, le muestra objetos antiguos de importancia, etc. Cada vez se convence más de su valor, pero a la vez la Bestia (su depredador interior) clama por dejarla seca. Cuando ella descubre una pista relacionada con el Ojo y su existencia es potencialmente notoria para otros Vástagos, Hesha decide llevarse a la chica a su casa en las afueras.
El amor puede vivir bajo el sol. Y se dice que florece en la vida postrera. Pero en el desierto entre una y otra, Thompson... ni mi especie, ni los Cainitas ni nadie de la estirpe de Apep conoce el significado de la palabra tras renacer. Dos de mis almas pueden estar aquí, pero mi corazón yace en el oscuro inframundo, entre las mandíbulas de Ammit, el Devorador de los Muertos. Entiéndelo. Acéptalo. Y dime otra vez si quieres unirte a los hijos de Set.
Opinión
Este libro es un cambio interesante en comparación con lo que venía pasando en los libros anteriores. Aquí no reina la violencia, la depredación o la depravación. No hay política, solo un objetivo y una tentación. Por fin nos alejamos de USA y vemos más mundo, y en casi todo momento está presente (en cuerpo o espíritu) Hesha, a un Vástago frío y calculador, pero que empieza a sentir algo. Y ese algo no le gusta nada.
No estamos frente a una novelita donde un vampiro carilindo de 400 años se enamora de una chica que dejó de jugar con muñecas hace 6 meses. Este libro muestra lo más cercano a un sentimiento que puede tener un vampiro del Mundo de Tinieblas: algo muy parecido al hambre.
Casi todos los capítulos se leen rápido, generan interés y ganas de seguir leyendo. Tiene algunos puntos más densos, un par de páginas de más aquí y de menos allá, pero no deja de ser muy bueno. Su mayor error tal vez sea dar por sentado conocimientos que el lector no rolero tiene, y por eso le descuento un poco en el veredicto final.
Me despido con una cita que describe a la perfección a la Camarilla.
Puede decirse que la Camarilla está en el poder, hermanito. Ciertamente, ellos lo dicen. Tienen un Príncipe, tienen una corte, y el mismo reparto de personajes que representa la misma comedieta que en... no sé, en Lisboa, por ejemplo. Los Ventrue dicen que gobiernan. Los Tremere hacen brujerías a su espalda. Los Toreador pretenden estar por encima de todo eso. Los Gangrel desprecian el hecho de necesitar a los demás. Los Malkavian confunden a todos, incluidos ellos mismos. Los Brujah agitan el puño hacia los Ventrue. Y los Nosferatu observan sin decir nada.
Puntaje:

También podría interesarte:

1 comentarios

  1. ¡Hola! Buen análisis. Me he leído todos los libros y en general me han encantado, sobre todo la trama del famoso Ojo... pero la verdad es que me he quedado con un montón de preguntas intrigantes sin responder, la mayoría procedentes de este libro, como quién estaba enterrado en la tumba de Sur Amech, cuál es el origen de la estatuilla y cómo la encontró Hesha, qué representan los relieves de la tumba de Hazimel en Calcuta (si es que era de él), qué pasó realmente entre Hesha y el profesor Kettridge... y dónde puedo leer qué pasó con el Ojo tras el final de la serie. Y un montón de preguntas más, je... En fin, si tienes idea... Un saludo!

    ResponderEliminar