Swift

Novela de Clan: Toreador - Stewart Wieck

Título original: Toreador
Autor: Stewart Wieck
Saga: Vampiro La Mascarada. Novela de Clan I
Año: 1999
Páginas: 262






Sinopsis
Atlanta, 1999. La Maldición de la Sangre ha pasado, y la diezmada población de vampiros intenta sobreponerse. Leopold, un neonato Toreador que se dedica a la escultura, intenta descubrir si sus recuerdos del pasado son verdaderos. Mientras tanto, Victoria, otra Toreador, organiza una fiesta durante la cual piensa dar un golpe maestro para quedarse con el control de la cuidad. Pero a la par otros intereses están en juego, y la fiesta puede tener resultados inesperados.


Introducción a La Mascarada
Aviso para aquel que no sabe en que se mete. Esta novela está basada en un juego de rol (de mesa, no videojuego). Estamos en el Mundo de Tinieblas. Hay cosas habitando en la oscuridad. Entre ellas están los vampiros, que se llaman a sí mismos Vástagos o Cainitas, descendientes del primer vampiro: Caín. Estos chupasangres no brillan bajo el sol, y tampoco son vampiros románticos. Son depredadores divididos en trece clanes, cada cual con características, poderes y debilidades que los hacen únicos.
La mayoría de los clanes respetan lo que se conoce como La Mascarada: una serie de reglas estrictas que deben seguirse para no exponer la existencia de los vampiros a los humanos. Varios de estos clanes están unidos en una agrupación denominada La Camarilla, la cual es la promotora de La Mascarada. Otros clanes son independientes pero respetan casi siempre estas reglas para su propio beneficio. Pero otros creen que los Vástagos deben dominar abiertamente y sembrar el terror. Estos peligrosos chupasangres son los miembros del Sabbat, una agrupación destructiva que si no llega a imponerse es porque su belicosidad impide que se pongan de acuerdo entre ellos.
Este libro tiene como protagonistas a dos Toreadores. Los Toreador son vampiros amantes de la belleza en sus múltiples facetas. Muchos de ellos son artistas o poseen una belleza digna de ser inmortalizada... las razones por las que fueron convertidos.
Leopold no podía llegar a ninguna conclusión sobre si era la sangre de Vástago la que le impulsaba a actuar de una manera determinada, o si era la predilección del clan por una cierta clase de humanos -como la elección de los artistas por parte de los Toreador, o la tendencia de los Malkavian a Abrazar a los dementes- la que creaba esa afinidad entre los Vástagos de un clan concreto. ¿Le redefinió su sangre de Vástago o encajaba en el molde de los Toreador incluso antes de su Abrazo?
El Escultor
Símbolo del Clan Toreador
Leopold es un joven Vástago con talento para la escultura en piedra y arcilla. Recuerda su vida como mortal y su conversión, pero algo no cierra en su historia. Le parece demasiado fantasiosa, demasiado cinematográfica. Sospecha que algún otro cainita, probablemente su verdadero creador, borró su memoria e implantó recuerdos falsos. Tal vez por eso, aunque lo intente, le es imposible esculpir a otro vampiro.
Leopold es algo tímido y antisocial. Prefiere mantenerse al margen de la vida social cainita y así evitarse el peligroso juego de las intrigas que se tejen entre los inmortales. Tiene algunos amigos y conocidos. Uno en especial tal vez podría ayudarle a recuperar la memoria, o al menos a averiguar quién es su creador, su Sire. Se trata de Hannah, una Tremere de gran poder. El clan Tremere es odiado por muchos y temido por todos. Dueños de una magia de sangre que ningún otro clan sabe manejar, sus orígenes están plagados de dudas. Se dice que no se convirtieron en Vástagos como los demás, sino que en un principio eran magos que robaron los poderes vampíricos.
Tal vez no sea buena idea que Leopold recurra a Hannah...

La Anfitriona
Hace poco que Victoria, una Toreador con casi 400 años de no-vida, llego a la ciudad, pero quiere aprovechar la oportunidad para hacerse con el poder. El príncipe (así se denomina al líder o gobernante de una ciudad) está en una situación un tanto precaria. Victoria teje su telaraña para no solo eliminar al príncipe sino a otros competidores, todo en un golpe maestro en el que ella no se verá implicada. Pero no sabe si el plan se pondrá en marcha... porque todo lo que hace tiene una base de azar. Esto se debe a que está un poco obsesionada con aquello que todos los Vástagos sospechan: hay vampiros mucho más antiguos y poderosos utilizando a los más jóvenes como peones en un tablero de ajedrez mundial, y la partida lleva siglos en movimiento.
Si la sangre que llevaba dentro de ella era tan potente, ¿de qué otra manera pudiera estar esclavizándola esa sangre? Si no al servicio de Caín, ¿quizá al de uno de sus imponente progenie de quinta o sexta generación cuya sangre también llevaba?
La realidad tal vez no esté muy alejada de eso. Mientras Victoria lleva a cabo una fiesta en la que ha invitado a los poderos enemistados entre sí, hay algo más importante que está por pasar en esa misma reunión...

El libro
La novela es el inicio de una saga compuesta por trece libros, cada uno dedicado a uno de los trece clanes.
Entre todos forman una gran historia que se centra en la ciudad de Atlanta, que segun la contratapa "decidirá el destino de todo ser humano (e inhumano) del mundo". Se supone que cada novela puede leerse por separado e igual puede entenderse o disfrutarse. Esto no es del todo así. No solo por un final abierto, sino porque hay historias paralelas a la de Leopold y Victoria que parecen venir de mas atrás y/o encaminarse a mas adelante. La Maldición de la Sangre es algo que se nombra como si fuese algo que el lector ya conoce y que debe hacer referencia a una saga anterior. En el otro extremo están los capítulos que cuentan la historia de Benito Giovanni, miembro del clan del mismo nombre, donde todos son parte de una gran familia con el mismo apellido y que poseen poderes de nigromancia. Su historia es paralela a los acontecimientos del libro y salvo por una breve mención de su nombre no parece tener relación alguna con la trama principal ni un final autoconclusivo. Así que no me vengan con que estas novelas se pueden leer por separado.
Pese a esto, el libro se puede disfrutar. De entrada nos encontramos con algunas referencias sexuales que nos indican que estamos frente a una obra para adultos. Las explicaciones sobre los Vástagos y sus poderes son suficientes como para que aquel que no toco los juegos de rol entienda perfectamente que está pasando. Y debe ser sorprendente para un neófito leer sobre poderes tan variados y tan bien diseñados.

La fiesta
Creo que la parte mejor lograda el libro es la fiesta, que abarca varios capítulos. No estamos en una reunión de vampiros que son como una familia y brillan al sol. No estamos frente a una Asamblea de Eruditos, con vampiros que se profesan amor.Nos encontramos dentro de un rejunte de depredadores que desconfían y se odian los unos a los otros. Seres que se debaten entre el egoísmo y una necesidad de socializar. Cainitas, ni más ni menos, que descienden del pecado, Vástagos que van perdiendo su humanidad, pero la aparentan. Para peor (y mejor para el lector) las diferencias entre los clanes son tan patentes que la diversidad de comportamientos, personalidades y vestimentas es enorme. Algunos vampiros aparecen vestidos con harapos, otros con ropajes anacrónicos, algunos vestidos a la moda, una túnica de monje por ahí, un atuendo africano por allá... y un vampiro desnudo, por qué no. Algunos son demasiado bellos o majestuosos, otros horriblemente deformes, otros son definitivamente salvajes. Y toda esta variedad se tolera con sonrisas falsas, reunidos en un edificio elegido como Elíseo, un lugar donde no se tolera la violencia entre vampiros. El lector logra sentir esos odios, esas intrigas y las diferencias insalvables entre clanes e individuos. Los de arriba quieren seguir dominando. Los de abajo quieren serruchar cuanto piso puedan.
Bienvenidos a la Camarilla.

La crítica
El libro tiene sus momentos excelentes, pero también algunos más aburridos. Por suerte los capítulos son cortos y esos escollos se superan con velocidad. Tuve algunas dificultades en retener algunos nombres y me confundía algunos personajes con otros, tal vez porque hay mucho afroamericano en los personajes secundarios, pero también puede ser porque lo leí durante las fiestas de fin de año y año nuevo, y era yo el disperso. Hay muchos personajes interesantes, pero nunca llegan a tomar cuerpo completamente, y espero que se les de protagonismo en las próximas novelas. Creo que lo que más choca es el cambio rotundo y que parece venir de la nada en la tercer parte del libro, titulada El Ojo. No es algo que se veía venir, y algo que toma protagonismo tan de repente (y parece que no lo va a soltar en el resto de la saga) debería tener algo más de introducción o entrelazamiento con las historias del principio de la novela. Dejando de lado lo malo, recomiendo esta novela a los amantes de los vampiros adultos, estén familiarizados con el Mundo de Tinieblas o no.

Puntaje:



También podría interesarte:

4 comentarios

  1. Interesante! por lo que decís esta novela no tiene ni un condimento juvenil.. lo voy a tener en cuenta aunque tengo miedo de que se me haga denso, últimamente ando bastante dispersa (deben ser las vacaciones jaja) así que tal vez más adelante vea si lo consigo!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela es corta, así que no la catalogaría de densa. Requiere un poco de concentración y mente abierta si no se tuvo contacto anteriormente con Vampiro La Mascarada, pero como dije, se puede leer perfectamente sin saber nada.
      La última vez que vi las novelas en formato físico a la venta fue en una librería de la calle Corrientes, en Buenos Aires. En formato digital creo que se puede conseguir tranquilamente.

      Eliminar
    2. PD: y ante cualquier duda no dudes en preguntarme :)

      Eliminar
  2. No había prestado atención a la cantidad de páginas! me ayuda mucho que no sea tan largo porque la verdad es que cuando tengo 1000 paginas en la mano y me tropiezo con un capitulo aburrido ya me deja muy cuesta arriba la lectura...

    Gracias por el dato voy a ver si lo consigo en papel ;)

    ResponderEliminar