Swift

Alicia en el País de las Maravillas - Lewis Carroll


Título original: Alice's Adventures in Wonderland
Autor: Lewis Carroll
Saga: Alicia 
Año: 1865
Páginas: 96







Sinopsis
Alicia se encuentra sentada en un árbol al aire libre, aburrida, lo que hace que Alicia divague por el tedio. Repentinamente, aparece junto a ella un conejo blanco vestido con chaqueta y chaleco, que corre murmurando que llega tarde, mirando su reloj de bolsillo. Alicia se interesa por él y decide seguirlo e incluso entrar a su madriguera. La madriguera resulta ser un túnel más profundo que lo esperado, el cual súbitamente se convierte en un pozo vertical sin asidero alguno, por donde Alicia cae hasta llegar a un mundo disparatado lleno de extraños personajes.

Niña aburrida, lector aburrido
Hace años que vengo posponiendo este libro. Me trae recuerdos de una época que prefiero dejar atrás... me fui por las ramas en lugar de ir tras el conejo.
El libro comienza con un poema, al que debo confesar le presté poquísima atención (soy un hombre prosaico, literalmente). La historia comienza rápidamente y Alicia sale disparada tras el conejo... Cae, cae, cae. Debo decir en este punto que Alicia sola me aburre y todas las bromas durante la caída son demasiado tontas/infantiles para que me agraden como lector adulto. Todo el asunto de la caída, las puertas, el ratón, el dodo y lo demás casi me hacen dejar de leer. Pero es una obra tan breve que continué.
Cuando empieza a interactuar con personajes más interesantes, la riqueza del libro da un salto importante.

La locura lógica y la genialidad de los diálogos
-Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio... - dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato.
-... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación.
-¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato- , si caminas lo suficiente!
Con el gato de Cheshire, el sombrerero y algunos personajes más, los diálogos se vuelven desopilantes, pero bien pensados. El humor que me agrada, juegos de palabras, analizar lógicamente lo ilógico, etc. Así que después de la aburrida introducción la historia avanza de locura en locura sin mucho sentido, pero de manera amena.

Un final un poco flojo
Cuando se llega al juicio la cosa se pone un poco floja de nuevo. Me volví a aburrir, y no se siente para nada como un final... porque no es el final. A esta alturas todo el mundo sabe cómo termina esta historia, así que no me voy a malgastar mis escasos conocimientos en poner un botón de "spoiler". El que no tiene ni idea, que deje de leer en este párrafo.
Esta no es una historia fantástica, esa es la verdad, pero el mundo onírico creado por Alicia y su desquiciada mente vale la pena pasar por alto el recurso de "era todo un sueño" que tantas cosas buenas arruinó desde Alicia hasta nuestros tiempos.

¿Moraleja?
No le encontré mensaje al cuento. Tampoco se lo busqué. Pero si mentes más avispadas (o menos en vacaciones) que la mía descubren algo, bien por ellas.
¡Calla, calla, criatura! -dijo la Duqesa-. Todo tiene una moraleja, sólo falta saber encontrarla
Puntaje:

También podría interesarte:

3 comentarios

  1. Uff yo también vengo posponiendolo hace años.. la verdad no me entusiasma nada leerlo porque ya conozco de arriba a abajo la historia de Alicia, el problema es que siento que es un libro que "tengo que leer" jaja tal vez algún día...

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno es que aero puede leer en un día

    ResponderEliminar
  3. Es un lindo libro, pero hay que pensar que es una historia infantil hecha para personitas de otra época. Y se dice que es en realidad una crítica a la Reina Victoria con lo de "que les corten la cabeza!!"

    ResponderEliminar